Seleccionar página

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación fue galardonado en los Premios Nacionales de Movilidad, por su proyecto de electrificación de un vehículo de combustión, en la categoría ‘Investigación’.

El objetivo del proyecto, según COITT, ha sido demostrar la posibilidad de convertir los vehículos de combustión en vehículos eléctricos puros, posibilitándoles así una nueva vida y evitando el achatarramiento de los que estén en buen estado. «La idea surgió dado que en actualidad estamos viendo como los grandes fabricantes, animados por el plan Moves, están sacando al mercado gran cantidad de vehículos eléctricos consistiendo nuestra propuesta en transformar vehículos actuales actualizándoles su tecnología para evitar su destrucción contribuyendo con esta medida al reciclaje, a la ecología dado que sus emisiones pasan a ser cero, y a la sostenibilidad» afirman.

Este nuevo ecosistema crea así un modelo tractor sostenible en cual se pueden integrar entre otros: fabricantes de baterías, fabricantes de motores eléctricos, sector del metal (torneros, soldadores), fabricantes de cables, fabricantes de módulos de gestión y control, talleres mecánicos, personal cualificado para dar cursos o desarrollos de I+D. «Todo ello nos permite ofrecer una transición ecológica y económica reduciendo el coste de tener un vehículo eléctrico a un tercio del precio que supone la adquisición de uno nuevo, además de suponer el camino lógico e intermedio antes de la prohibición de la venta de automóviles de combustibles fósiles», apuntan desde COITT.

Entre los fines del proyecto se incluye también impartir formación tanto a proyectistas como a talleres instaladores, el desarrollo de sistemas de ciberseguridad y de módulos electrónicos de control, así como, crear conjuntos funcionales para la venta que simplifiquen tanto el tiempo de conversión como su posterior homologación. Según COITT, «actualmente conocemos que el sector de la automoción está inmerso en una gran revolución con el fin de conseguir lo que denominamos un triple 0 (0 contaminación, 0 accidentes, 0 atascos) se ha definido este proyecto en tres fases: una primera de electrificación, una segunda de conectividad y una tercera relacionada con la conducción autónoma siendo estas tecnologías junto con la ciberseguridad el soporte habilitador de la revolución que va a suponer la automatización del transporte».

El colectivo de los ingenieros técnicos de telecomunicación y su colegio (COITT) disponen de los conocimientos y las capacidades para desarrollar estas nuevas tecnologías, por lo cual, surgió la creación del grupo de trabajo VECA (Vehículo Eléctrico Conectado y Autónomo), germen a través del cual se ha realizado el trabajo previo de investigación, la redacción del proyecto técnico conforme a las normativas de reforma de vehículos y el ensamblaje del prototipo final funcional presentado, todo bajo la dirección del ingeniero Pablo Escapa Gordón con la ayuda de Nacho Coll y Jorge Escapa Gordón y con la colaboración del Grupo Idesgo y IC2EV.es.

COITT premio nacional de movilidad

El modelo desarrollado equipa la misma tecnología que un coche actual, es decir: un motor asíncrono de corriente alterna, un módulo de control de gestión de batería (BMS) y un cargador con toma tipo dos. Sus principales características son contar con 109 cv de potencia y 29 Kw/H de capacidad de batería para lograr tener una autonomía aproximada de 150 km. Dentro del diseño se ha tenido en cuenta que todos los sistemas que equipaba el vehículo de origen sigan funcionando correctamente para lo cual ha sido necesaria la creación de una segunda red can bus para los nuevos módulos instalados. Para el desarrollo se ha requerido de corte por láser y diseño 3d en Autocad y Sketchup para diversas piezas (acople del motor, cajas de las baterías…) además se ha diseñado y calculado los nuevos sistemas eléctricos incluyendo el de alto voltaje a 350v y se ha creado una aplicación específica en Android para la gestión de batería, así como datos del vehículo relativos a consumo.

«Debemos agradecer a Empresas para la Movilidad Sostenible por la concesión del premio al mejor trabajo de investigación, reconociendo así el ingenio, la dedicación, y el esfuerzo realizado suponiendo una inyección de ánimo para continuar con la investigación de productos y servicios que hagan de la sociedad un lugar más sostenible», apuntan desde COITT. «De igual modo, queremos emplear la difusión que supone la consecución de este premio con el fin de lograr la implicación de las administraciones para flexibilizar las normativas relacionadas con el Retrofit y que estas se homogenicen con las iniciativas de otros países europeos consiguiendo armonizar y simplificar el proceso», concluyen.